Saltar al contenido

Piel Seca

mayo 31, 2019

La piel seca es un problema más común en las personas de edad avanzada, debido a los cambios en la piel, tales como la pérdida de glándulas sudoríparas y glándulas sebáceas.

Sin embargo la piel seca también puede ser síntoma de enfermedades, tales como problemas de tiroides o el efecto secundario alguna medicación. Se recomienda consultar con el médico para descartar cualquiera de estas posibilidades.

La piel se protege gracias a la producción de grasa por las glándulas sebáceas. Algunos jabones eliminan esta grasa, lo que hace que la piel se seque con mayor facilidad. El calor también hace que la piel pierda humedad.

Posible origen de la dolencia

Algunos tejidos (como la lana), los antitranspirantes, los perfumes, jabones y baños calientes pueden producir una mayor irritación. La piel seca a menudo empeora durante el invierno, cuando el aire es frío y seco.

La piel seca puede producir picazón, y el rascado a largo plazo puede devenir en irritación de la piel o infección. Las señales de una infección son: piel de color roja, hinchada que, causa dolor y que se siente caliente al tacto.

Algunos consejos para cuidar la piel seca son:

  • Utilizar lociones humectantes con regularidad. Siempre usar lociones después de lavarse las manos o bañarse. Utilizar cremas que contengan lanolina.
  • Evitar el uso de telas ásperas como la lana.
  • Siempre ducharse inmediatamente después de salir de la piscina para quitarse el cloro.
  • Bañarse con menos frecuencia y sólo con agua tibia. Considerar la posibilidad de bañarse sólo 1 ó 2 veces a la semana para disminuir la sequedad cutánea. Usar un jabón hidratante.
  • Secar la piel con una toalla suave. No frotar la piel seca.
  • Proteger las manos con guantes al lavar los platos o trabajar en el jardín.
  • Durante el invierno bajar el termostato, ya que el aire caliente es más seco que el aire fresco, y utilizar un humidificador para evitar la sequedad del ambiente.