Saltar al contenido

Piel Flácida

mayo 31, 2019

Con el paso de los años la piel va perdiendo los componentes propios de la juventud y va perdiendo su belleza natural. La flacidez de la piel es un transtorno que se padece por la pérdida del colágeno que se encuentra en las capas intermedias de la piel.

La flacidez de la piel se puede generar por diferentes motivos, siendo la edad y la genética las razones más comunes. Otros motivos que pueden causar la flacidez de la piel son los cambios bruscos de peso, el embarazo, los problemas hormonales o una incorrecta exposición al sol son otras causas que provocan una rápida pérdida de firmeza en la piel.

En el rostro, las zonas que se vuelven flácidas con mayor rapidez son: el cuello, los párpados, los pómulos y alrededor de los labios. La pérdida de firmeza alrededor de los ojos da lugar a las antiestéticas “bolsas” en los párpados. Para prevenir la flacidez de la piel de los ojos se puede reducir la sal en las comidas, desmaquillar, limpiar e hidratar bien la zona con productos apropiados y realizar a menudo masajes faciales.

La flacidez corporal, suele darse principalmente en los brazos, en el abdomen y en la parte interna del muslo. Cuando la piel colgante en estas zonas es muy importante, puede causar trastornos en la vida diaria como picor, hongos, manchas y dificultades para caminar.

Los tratamientos para tratar la flacidez en la piel son la mesoterapia, la electroterapia, la radiofrecuencia y la cirugía estética si el problema es muy evidente. Las cremas para la piel que tratan o previenen la flacidez contienen en su composición alguno o varios de estos copuestos: ácido ursólico, vitamina c, elastina, ácido hialurónico o colágeno.