Saltar al contenido

Cuidado de la piel

mayo 31, 2019

Hay varios aspectos a tener en cuenta a la hora de cuidar la piel y hacer que ésta se vea más suave y bella:

  • Sol: es importante la exposición al sol durante períodos breves, ya que el sol ayuda a absorber el calcio, debido a la capacidad de la piel para convertir los rayos solares en vitamina D. Sin embargo, si se expone más de 10 minutos puede acelerar el proceso de envejecimiento y provocar un cáncer de piel. Si va a permanecer más tiempo al sol es importante protegerla de los dañinos rayos UV mediante el uso de protección solar (utilizar por lo menos un factor 15, aunque 30 es mejor), y ropa protectora (sombreros de ala, anteojos de sol, camisetas de manga larga, etc.).
  • Agua: tomar por lo menos 8 vasos de agua al día ayuda a eliminar las toxinas y mantendrá la piel hidratada y humectada.
  • Baño: aunque parezca extraño, para mantener una piel sana, es importante no bañarse con demasiada frecuencia, ya que en el baño se pierden las sustancias que protegen la piel y se puede producir sequedad e irritaciones. Al bañarnos debemos hacerlo con agua tibia, no caliente, elegir un jabón adecuado para cada tipo de piel, y evitar frotar la piel con toallas en el momento de secarla.
  • Cremas Hidratantes: ayudan a luchar contra los efectos del paso del tiempo sobre la piel, los contaminantes ambientales, el efecto de la radiación solar, y la sequedad producto del aire. Debe tenerse mucho cuidado al elegir los productos ya que muchas veces pueden contener sustancias nocivas para el organismo o producir irritación. En la medida de lo posible, se debe intentar de que sean productos naturales.
  • Sueño: dormir 8 horas o más al día beneficia la belleza de la piel.
  • Dieta: una dieta saludable promueve la piel sana. En particular alimentos ricos en antioxidantes. Es conveniente tener una dieta rica en frutas, hortalizas (en especial espinacas y otras de hoja verde), legumbres, pescados, nueces y aceite de oliva.
  • Ejercicio: El ejercicio oxigena las células y facilita la eliminación de desechos a través de la piel. También el incremento de la aptitud cardiovascular le da un color más rosado.
  • Evitar el tabaco y el estrés: El tabaco y el estrés pueden ser muy perjudiciales para la belleza de la piel, propiciando sequedad y arrugas.