Saltar al contenido

Consejos piel suave

mayo 31, 2019

La piel vive tanto como nosotros y es un reflejo del estado de la mente y de la edad de la persona. Pero también la piel puede secarse y arrugarse debido a la falta de cuidado. La incorporación de unas simples directrices incorporadas en la rutina diaria pueden ayudar conseguir una piel suave. Estas directrices son:

  • Limpiar la piel a diario: El hecho de liberar la piel de células muertas abre los poros y permite que la piel respire.
  • Exfoliación: una vez por semana es necesario exfoliar la piel para liberarla de impurezas. Para ello, frota la piel con una esponja, suavemente y en pequeños círculos. Enjuaga la piel con agua tibia para evitar la resecación. Si tienes la piel demasiado seca o sensible, tendrás que encontrar una esponja de baño que no sea tan áspera.
  • Evita los productos con componentes químicos perjudiciales y usa los que tienen una base natural y están preparados con vitaminas y minerales necesarios para reponer los niveles de pH y la hidratación.
  • Aplica loción corporal y crema de cutis mientras la piel está todavía húmeda, después de un baño o lavado de cara, ya que en ese momento los poros estarán abiertos y aún más receptivos a la acción de productos.
  • Usa protector solar al menos 20 minutos antes de salir de casa y volver a aplicarlo cada 4 horas si vas a permanecer al sol.
  • Suministra extra de hidratación en las zonas secas y ásperas como los talones, los codos, las rodillas y las manos, antes de ir a dormir ya que este es el momento en que la piel descansa.
  • Bebe 8 vasos de agua cada día.
  • Una dosis diaria de un multivitamínico también puede ayudar en el cuidado de la piel.
  • Ocasionalmente añade 5 cucharadas de aceite para bebé en el agua del baño y después masajea el mismo aceite en la piel húmeda con movimientos lentos y circulares. También puedes usar mascarillas de cuerpo de miel y de avena.
  • Piernas afeitadas: Si vas a afeitarte las piernas, remójalas en agua antes del afeitado durante unos 5 minutos, utilizando una crema de afeitar hidratante o un acondicionador de cabello. El acondicionador es conveniente dejarlo actuar en las piernas durante un par de minutos para obtener una hidratación extra.